¿Quién ha dicho que el marketing en internet es impersonal?

Los pequeños comercios, con casi 40 años en el mercado, casi anónimos, también tienen su particular forma de hacer márketing en internet. ¿Su secreto? Ilusión, trabajo, ganas de aprender.

El marketing online no es impersonal

En nuestra línea de Asociaciones de Comercio tenemos la oportunidad de conocer en primera persona muchos pequeños y medianos comercios y averiguar cómo piensan y cómo actúan con respecto al manejo de las herramientas de márketing en internet.

De manera fortuita encontré, hace unas semanas en la red Facebook, un comercio que me llamó poderosamente la atención por dos detalles: por un lado, en “citas favoritas” de su perfil, aparecía la consabida frase “Si no quedas satisfech@ te devolvemos el dinero”.
Aunque lo que más me sorprendió fue que en el apartado de información básica, tras la descripción de sus productos, informaba de un amplísimo horario comercial, con un añadido rompedor: “Si nuestro horario no te va bien, me puedes llamar al teléfono … y te espero”.

Este comentario suscitó mi curiosidad y dediqué una hora a conocer el alcance de su estrategia de marketing online.

Descubrí que eran propietarios de una web de marca y un blog de contenidos con un estupendo dominio. Presencia correcta en Google Places, Twitter y sobre todo en Facebook (eso sí: perfil en vez de página) con 2687 amigos. Realmente llamativo.

No pude evitar descolgar el teléfono y marcar para conocer quien estaba detrás de todo aquello.

Se trataba de Celia López, una mujer muy afable y gentil, propietaria de PESPUNTTES LENCERIA un comercio de casi 40 años de existencia, en Gijón, que exhibe las mejores marcas al alcance de todo el mundo a través de ingeniosas promociones. Cuando le di la enhorabuena por su imagen en internet me contestó: “la verdad es que ni siquiera lo he pensado. Cuando empecé a oír que las redes sociales podrían ser útiles a mi comercio me informé, me asesore y simplemente lo hice”.

Después recordaba: “una vez colgué una foto de un conjunto en mi perfil, a la media hora vino un chico que quería comprar a su novia la combinación que acababa de ver en facebook. No me lo podía creer” aunque añadía “por supuesto no siempre es así pero desde luego percibo que mucha gente viene porque nos ve en internet”.

Celia se preocupa de informar puntualmente a sus clientes por mail o sms de sus mejores oportunidades y además crea en su blog contenido de valor a sus clientes. “Me lleva tiempo, pero veo lo resultados”, añade.

En realidad no se trata tanto de cómo utiliza las herramientas, porque al fin y al cabo las irá dominando cada vez mejor. La parte que quiero destacar es la actitud de una empresaria que, sin conocimientos técnicos previos ni sabiendo que habrá al final del túnel, decide arriesgar su tiempo, que no tiene mucho libre, y poner en marcha un sistema de marketing alternativo a una situación allá donde otros muchos escogen la negación, la queja o el inmovilismo.

Quiero con este caso rendir un pequeño homenaje a nuestros héroes, todos los pequeños y medianos empresarios que en su lucha solitaria contra los elementos logran superar su barreras y sus miedos, se hacen responsables de su situación, se mueven y con ello hacen que todo se mueva. Ellos nos inspiran cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *