Los nuevos modelos de banca online

Resulta evidente que uno de los sectores que tiene que reinventarse en la red en los próximos años es el de la banca y no tanto en el sentido de herramientas y funcionalidades, que probablemente lo haga también, donde ciertamente se han producido buenos desarrollos, sino en el propio concepto de uso y oferta de los posibles servicios. Si no nos cansamos de repetir que los modelos de uso de la red han cambiado de manera importante es porque resulta una afirmación totalmente cierta. Y si a lo anterior sumamos que las redes sociales, como concepto y servicio, han contribuido de manera esencial a ello, estamos ante una de las claves, parece, de los posibles caminos de la evolución de los servicios financieros.

Quizás esto te interesa si buscas una Hipoteca

De este modo se nos presenta una iniciativa surgida e impulsada entre expertos en ambos sectores, banca y red, que a lo que parece apuestan precisamente por la búsqueda de nuevos modelos. El proyecto en cuestión, que ya es una realidad, se llama Weemba y se autodefine como un entorno práctico y amigable para solicitar financiación, creado con las características y valores propios de una red social del año 2010, abierto a la participación de personas, empresas y entidades financieras, definición que a priori les acerca a los nuevos conceptos de uso de la red.

El valor real aparente de este servicio en un mercado de nicho tan definido como puede resultar el de la banca online es precisamente el modelo comunicativo entre quien necesita una operación financiera de crédito y quien se la puede ofrecer. Logicamente, y ahí vemos la experiencia de quienes gestionan el proyecto, se juega contra la desconfianza inherente a los tiempos que corren hacia el sector por lo que la parte del sector que participa dentro de esta idea solo se nutre de entidades registradas en el Banco de España y que por tanto cumplen con todos los requisitos de la ley según pudimos leer en un artículo relativo aparecido en Silicon News.

La diferencia fundamental con los canales de intermediación hasta ahora conocidos en el sector es precisamente la “falta de intermediación” el servicio se convierte en un canal de comunicación directo entre quien demanda y quien ofrece y no valora ni potencia unas ofertas sobre otras en una suerte de sustitución virtual de las visitas a físicas a las entidades en la cual los usuarios pueden comunicarse directamente con dichas entidades, exponer de manera anónima su caso y, posteriormente, si las respuestas la satisfacen e identificadas ambas partes comenzar la negociación.

Un aspecto sin duda importante lo constituye el hecho de que los usuarios en el acceso al servicio, no tendrán costes, pero tampoco los tendrán en caso de que las operaciones planteadas lleguen a buen puerto. Resulta interesante, desde el punto de vista de usuario, la aparición de estos nuevos modelos de servicios en un sector tan complejo como la banca online. Los resultados iniciales de esta propuesta en concreto parecen ser positivos e indicar que, al menos, los usuarios se encuentran motivados a explorar nuevos modelos de servicios en este sector.

Realmente no se está descubriendo nada nuevo pero si se está abriendo a los sectores más diversos las nuevas experiencias de relación con la red y, una vez más, son los propios usuarios quienes estamos definiendo con nuestras acciones cotidianas en el entorno el surgimiento de estas iniciativa. Lo verdaderamente interesante, además de las posibilidades del servicio en sí, es la eliminación del concepto intermediación a favor del concepto de uso del canal. Es el canal, el medio, lo verdaderamente importante y el que nos permite y define esos nuevos modelos de uso.

Independientemente del resultado final de este proyecto que parece, como decíamos, empieza con buen pie, resulta muy positiva la comprensión por parte de este y otros sectores del hecho constatable de que las bases de uso de las redes sociales marcan de manera clara las comunicaciones futuras entre quien demanda y quien oferta. Como de costumbre el marketing online y la publicidad en la red tiene que prestar atención a las diferentes posibilidades que nuevos servicios como este abren así como a los posibles caminos que marcan de futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *