El marketing en buscadores

La importancia del posicionamiento en el marketing online resulta a estas alturas fuera de toda posible discusión: un mal posicionamiento equivale a la no existencia o, en el mejor de los casos a una escasa repercusión y por tanto un mal aprovechamiento de los recursos invertidos. Por eso, como siempre te recomendamos la contratación de una empresa experta en este tipo de trabajos.

Queda fuera de duda por tanto el trabajo de SEO, labor también sin duda hoy en día esencial en la búsqueda de resultados óptimos y cada vez más compleja, llena de matices y recursos. Sin embargo, resaltada la importancia del posicionamiento nos gustaría detenernos en otro concepto también muy importante, el marketing en buscadores o SEM. A pesar que a priori el objetivo del SEM tiene relación directa con los modelos de aparición en los buscadores, lo cierto es que acapara un buen número de acciones destinadas a un mismo fin; mejorar y optimizar la comunicación comercial online maximizando los resultados.

Si comenzamos por donde hay que hacerlo, por el principio, deberemos reconocer que, si bien el posicionamiento resulta fundamental, en ocasiones no será suficiente en sí mismo para responder a los objetivos del plan trazado y deberán entrar en juego mayor numero de herramientas y elementos en la búsqueda de los resultados deseados. Un gran avance sin duda los constituyo en su momento la posibilidad de enlaces patrocinados tanto en buscadores como en otros espacios de trafico sensible para la acción planeada; sin embargo, como en todo tipo de acción de marketing, la tabla rasa es un gran enemigo del acierto por lo que se necesita un conocimiento del entorno, del producto y del objetivo que permita afinar este tipo de acciones.

Los elementos que entran en juego en el SEM y sus sutilezas dan para mucho más que un artículo y como tal le dedicaremos su tiempo, sin embargo repasaremos algunas de las características principales que resultan primordiales. Y comenzamos precisamente donde lo dejábamos hace dos párrafos; la tabla rasa. Una buena acción SEM huirá de ese concepto buscando siempre la conjunción de los tres elementos citados, entorno, producto, objetivo, y determinará cuales son los espacios, en este caso, por ejemplo buscadores, más idóneos y con qué pulsión incidir en cada uno de ellos.

Si nos detenemos un instante a pensar en lo anterior llegaremos a la conclusión de que este momento inicial resulta determinante. Asumir que no todos los mensajes comerciales en el ámbito online son iguales es un comienzo positivo que tiene que complementarse necesariamente con el conocimiento del fondo del mensaje a emitir y por supuesto con la experiencia y conocimiento del medio. La extensión de las acciones llevará a la determinación de las acciones complementarias, que en algunos casos cobran tanta o más importancia como pueden ser las apariciones publicitarias en las redes afiliadas a los buscadores, acción esta que cobra especial relevancia en el contexto de campañas sostenidas en el tiempo.

Así mismo resulta fundamental en el SEM el control máximo de las palabras y términos clave a emplear en las acciones; algo que a priori parece simple pero que si pensamos en el aluvión constante de lenguaje en movimiento dentro de la red nos daremos cuenta de la complejidad a la que puede llegar. Lo anterior no hace referencia de manera exclusiva a la hora de la compra de determinadas palabras determinantes cara a los buscadores, si trabajamos sobre el supuesto de mensajes comerciales con entidad de redacción, anuncios, el texto de los mismos debe poseer las cualidades revisadas anteriormente este articulo y por tanto condensar en extensiones reducidas normalmente todo el potencial del mensaje con todas las herramientas necesarias para el éxito.

Nos detendremos en este punto. Como hemos dicho y continuaremos exponiendo en futuros artículos el concepto de Marketing en buscadores hoy en día nos conduce por espacios diversos y merece la pena revisarlos como entidades propias puestas ya las bases en el presente artículo. Como conclusión y reforzando lo anterior podemos afirmar que, como en general ocurre con el marketing online, el trabajo de SEM se encuentra en evolución constante y cada día descubrimos nuevos matices, nuevas posibilidades que lo dotan de una complejidad más que interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *